Tuberculosis  ׀  Hepatitis B  ׀  Difteria  ׀  Tétanos  ׀  Pertussis (Tos fernia)  ׀  Haemophilus influenzae tipo b  ׀  Poliovirus  ׀   Sarampión  ׀  Paperas  ׀ 

  Rotavirus  ׀   Rubéola ׀  Varicela ׀ Neumocócia   ׀ Gripe(Influenza) ׀ Hepatitis A ׀  VPH (Virus del Papiloma Humano) ׀°   Meningitis

CUIDADOS DEL RECIÉN NACIDO.

La alimentación al pecho materno

 

“Lactancia natural”, “alimentación al seno materno”, “darle pecho al bebé”, “darle chichi al niño”, “amamantarlo”, son entre otros, sinónimos para un proceso natural de alimentación en el ser humano, quien por este medio recibe durante los primeros cuatro meses de vida, todos los nutrientes necesarios para su buen desarrollo, además de protegerse de las enfermedades y establecer vínculos afectivos entre el binomio madre/hijo, en donde el bebé inicia por estos mecanismos afectivos, la estructuración de su personalidad y sexualidad. Como podemos ver, este proceso natural es de los pocos que nos quedan de nuestra naturaleza primitiva, y por lo mismo, se ha visto tremendamente influenciado por el desarrollo industrial, económico y social que dictan la “moda” a seguir con respecto a la tradicional forma natural de alimentar a un bebe recién nacido.

Las madres, aún siendo un proceso natural, tienen infinidad de dudas y temores sobre las ventajas y el como alimentar a su bebé con su leche, entre otras sobre la cantidad que pueden producir, afortunadamente la mamá se entera inmediatamente de que la producción de leche es suficiente, presenta congestión y a veces dolor en sus pechos (también llamados glándulas mamarias) y no es rara la presencia de fiebre y malestar general.

 

Una vez que se presentan estos síntomas, la madre puede comprobar que está alimentando suficientemente a su bebé si al darle como máximo 10 a 15 minutos de cada pecho logra que el bebé descanse de 3 a 6 horas; como mínimo encontraremos que el bebé toma tiempos menores al mencionado con un periodo igual de descanso y en estos casos es importante que la mamá utilice un tiraleche (en el nombre lleva la fama) para vaciar completamente sus glándulas y permitir la adecuada producción de leche sin que sufra molestias, de no hacerlo se congestionan (las glándulas) y se forman acumulos de leche (bolas) en sus pechos, y por lo que me han platicado, eso duele.

 

Hasta aquí todo bien, y preguntémonos, ¿qué piensa de todo esto el bebé?, para contestar tendremos que entrar al terreno hipotético ya que nadie se acuerda de ello, de primera mano. Podemos suponer en base a lo que nos dicen los que se supone que saben del sentir y actuar de los bebés (léase psicólogos que mientras más viejos más famosos; remember Freud  & Jung & Piaget), el bebé sólo sabe que existe él y los demás están para servirle, es puro Ego, le importa un sorbete si los papás están cansados o si es de noche o de día, el llorará para todo con el fin de lograr su satisfacción, por medio de comer, estar limpio, cómodo y  apapachado, lo cual viéndolo bien no es pedir mucho; en ocasiones el bebé llora únicamente por llorar y hay que dejarlo si ya comprobamos que comió (bien o mal) y que está confortable.

 

Lo máximo para el bebé es el comer, satisface su hambre y recibe afecto al mismo tiempo, de ahí que si es abusado (en el sentido de listo, no de que abusen de el) tratará de estar pegado a la mamá todo el tiempo.  Recordemos que los bebes están chiquitos pero no son tontos (la gran mayoría, aunque algunos sobre la marcha se trastocan y pueden llegar a ser funcionarios públicos) de ahí que manejen desde el primer día a toda la familia, y sobre todo a la mamá, que es la contraparte en esta simbiosis (donde cada uno aporta algo al otro).

El bebé tiene su carácter y si es “buena gente” comerá lo suficiente de la mamá y seguirá un horario cómodo para ambos, cada 3 a 6 horas.  Si el bebe no es tan buena gente manipulará a la mamá para estar comiendo y durmiendo a pausas irregulares, y si de plano es un desalmado querrá estar todo el día comiendo y pegado a la mamá. Lo que los bebés no saben (porque no han leído ningún texto de pediatría, ni las mamás y familiares, es más, sospecho que algunos médicos tampoco), es que la digestión en los bebés cuando toman leche humana (de la mamá o nodrizas, ¿todavía habrá nodrizas?) tardará en  promedio 3 horas para su digestión, tampoco saben que los bebés requieren un lapso de 6 horas de descanso en su alimentación, cada 24 horas, y este lapso lo pueden realizar en la mañana tarde o noche, dependiendo del carácter y humor del bebé, quién con una adecuada motivación (no darle de comer en la madrugada,  ofrecerle agua o te), decidirá el seguir durmiendo o levantarse (y levantar a los demás) para tomar el agua, o dormirse de corrido en la madrugada como todos los simples mortales.

 

Lo difícil de este asunto es convencer al bebé, por que recordemos que la conducta del bebé (y de los niños en general) depende en gran medida de la conducta de los papás (de los adultos en general) y en este difícil arte de entenderse con un bebé sale ganando la mayoría de las veces el bebé, por que posee un arma que ya quisieran los ejércitos, el llanto estridente que parece que lo están matando, y esto a las 3 de la mañana decide al mas plantado (el papá que tiene que levantarse temprano a trabajar) a obligar a la mamá (quien ya está convencida de no darle de comer en la madrugada y ha lidiado varios días y todo el día con el bebé) a darle leche y mandar al demonio al pediatra y sus indicaciones. 

 

Los primeros días, en promedio los primeros 15 días, se darán fenómenos de adaptación entre la mamá y el bebé para conjugar ambas personalidades; si la mamá es aprehensiva y el bebé un desalmado la cosa se pondrá que arde, si la mamá es autoritaria y el bebé también, se desatará una lucha por el poder y a ver quien manda, y así podría poner infinidad de ejemplos de acuerdo a las personalidades de cada uno (cualquier semejanza con el matrimonio es pura coincidencia).  Lo cierto es que el bebé se adaptará según las respuestas que obtenga de la mamá y de la familia, su gran ventaja es que como está chiquito y se ve muy frágil todo mundo trata de complacerlo, y por eso la madre sufre, y con razón.

Durante esta fase de adaptación habitualmente, y sobre todo en nuestras familias mexicanas, la madre está rodeada de couches (entrenadoras, pues) y sobre todo por la mamá de la mamá o del papá (léase abuela o suegra) que decide pasarse a vivir esos primeros días con la hija/nuera y el nieto, o peor aún llevarlos a su casa, para cuidar a ambos y enseñarle de pasada a la hija/nuera como tratar al bebé.  Esto si bien es de gran ayuda para la mamá, crea un ambiente artificial para la adaptación del bebé, donde siempre estará atendido por algún voluntario para cargarlo y que no llore, cuando lo único que saben hacer bien los bebés es llorar, es su única forma de comunicación con los demás, por lo tanto, al quedarse sola, la mamá tiene que enfrentar a un bebé  mal acostumbrado que exigirá lo traten a cuerpo de rey de tiempo completo, y por todo ello la mamá sufre nuevamente al tener que reeducarlo.

Lo sano es ayudar a la mamá con los quehaceres de la casa y familia para quitarle carga de trabajo, dejándole tiempo para atender (ella) a su bebé e identificarse ambos, estableciendo una adecuada relación e interacción madre/hijo, en forma natural, con sus obvios beneficios.  

 

Dr. Alberto Medina Chanona

Pediatría Integral

Artículos de interés:
       
 

La llegada del Bebé.

 

Alimentación Infantil.

       
 

Alimentación al Seno Materno.

 

Vacunas.

       
 

Intolerancia a la Lactosa.

 

Cuando el niño crece.

       
 

Características especiales de crecimiento en niños de 3 a 8 años.

 

Cómo prevenir las enfermedades infecciosas.

       
 

Cómo afectan las enfermedades el crecimiento.

 

¿Cuántas horas deben dormir los niños?.

       
 

Los malos hábitos de los niños y sus consecuencias.

 

Desarrollo de la conducta y personalidad.

       
 

Importancia de las vitaminas en el crecimiento.

 

Crecimiento y desarrollo.

       
 

Cómo saber si mi hijo está creciendo y desarrollándose bien.

 

Importancia en la alimentación en las diferentes edades pediátricas.

       

Home  Vacunas |   Vacunación para Adultos Mayores  Vacunación para Adultos  |  Vacunación para Adolescentes  |  Vacunación para Niños  | | Vacunas para Embarazadas |  Pediatría   |   Contacto  | Misión/Visión   |  Prevención de Enfermedades |  Publicaciones     | Preguntas Mas Frecuentes  |

    Centro de Vacunación Familiar. ©All Rights Reserved.  2 0 2 1.